Nelecc – The Stars

Un artista hecho a sí mismo

Cuando valoramos una obra de arte, no solemos prestar atención a las circunstancias en las que fue escrita. Desde el hemisferio norte, tenemos tan interiorizada nuestra realidad que ignoramos la existencia de otras muy diferentes.

Nelson Ulgravyskvrya, alma mater de Nelecc, se crio en Mwingi, localidad perteneciente al condado de Kitui, Kenia. Con apenas 80.000 habitantes, era casi imposible encontrar personas con gustos musicales similares. Lejos de estrategias de marketing y misterios artificiales, la razón por la que nació como un proyecto en solitario fue la imposibilidad de encontrar músicos con los que compartir esta experiencia.

Tras un largo viaje de crecimiento, reflexión y autodidactismo, que nace en 2012 con la fundación del proyecto, en 2018 veía la luz The Stars. Por lo que el mismo Nelson relata, cada segundo de este álbum tiene su origen en el continuo aprendizaje traducido en forma de música por sus dedos, su mente y su creatividad. Ya en la fase de producción, contó con la ayuda y consejos de Mike Lamb, de Sojourner, que fueron realmente importantes en el resultado final.

El producto de todo ello es un disco excepcional. No sólo en cuanto a su valor musical absoluto, sino también en relación a la historia que lo antecede. Su atmospheric black metal, con ciertos toques sinfónicos, recoge con precisión y belleza el amor de Nelson por su tierra. Este sentimiento, extrapolable al de cualquier persona, sea cual sea el rincón del globo en que se encuentre, que disfrute de un paraje natural puro e intacto, otorga al álbum una intimidad y una cercanía muy emocionantes. Los instrumentos de cuerda, los teclados y los punteos de guitarra suenan delicados y luminosos, mientras que los riffs y las voces guturales añaden el carácter indómito y salvaje que entraña la vida en la naturaleza.

La elegancia barniza The Stars, en la que se aprecia una obra de manufactura exquisita, donde cada segundo es fruto de un largo y complejo camino de crecimiento. Cada transición, cada melodía y cada arreglo es un fino ornamento que destila pasión, dedicación y voluntad como pocas veces he sentido escuchando música.

Independientemente de sus imperfecciones, es por esta razón que considero The Stars una obra perfecta. Un testimonio cincelado en el éter musical, que quedará anclado en el parasiempre digital, como el viaje personal de un artista capaz de completar la más ardua senda para ofrecerle al mundo el fruto de su creatividad en forma de retrato sonoro de su amada tierra.

¿De qué manera podría no ser perfecto?

 

 

Categorías: - - - - -

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *