Rejecter – The Vulgar Wine

Rechazar es una forma de construir.

En anteriores reseñas he mostrado mi ferviente pasión por las bandas que desafían los cánones estilísticos. La música es una herramienta política, en el sentido más amplio del concepto, poderosísima. El metal extremo posee una potencialidad disruptiva aún mayor.

Si atendemos a lo concreto el black metal ha sido, durante muchos años, un campo fértil para la fermentación de un individualismo patológico. Su manera de tratar con los aspectos negativos de la vida como la ira, la depresión o la tristeza, ha utilizado un prisma sumamente tóxico: aislamiento personal, rechazo de la inteligencia emocional y una falta de autoconocimiento galopante. En este contexto ha sido caldo de cultivo para las ideologías de extrema derecha, que se desarrolla con estas características, como los gusanos alimentándose de la carroña ética.

El advenimiento de una ola de bandas que no sólo cuestionan el status quo del género, sino de la sociedad misma, desde la conciencia de clase, el apoyo mutuo y la lucha contra los discursos de odio, está cambiando la escena a una velocidad impensable hace tan sólo una década. Cada mes surgen nuevos proyectos dispuestos a subvertir los supuestos nihilistas y misántropos del género, librando una batalla cultural fascinante.

El dúo estadounidense Rejecter es la última incorporación a esta legión de partisanos armados con mástiles, baquetas e himnos. Su propio nombre es una metáfora, en sí mismo, de un estilo que repudia las convenciones musicales y aboga por utilizar un lenguaje artístico propio para vehicular un mensaje de unidad.

The Vulgar Wine ha surgido discretamente, con una repercusión menor de la que merece. Desde el propio inicio del álbum, se advierte que estamos escuchando algo “diferente”. Tras una intro ejecutada por un atmosférico piano, “The Earth is Blood and Gunpowder” pone la primera piedra de una estructura extravagante. Riffs febriles y veloces al más puro estilo death melódico conviven con melodías de guitarra pegadizas e inspiradas herederas de Iron Maiden, los blast beats y trémolos afilados tradicionales en el black metal y un gran sentido de la atmósfera.

Esta mixtura de géneros y estilos se da de diferentes formas, pero siempre guardando una gran fluidez y naturalidad. En algunas ocasiones se transita de uno a otro mediante transiciones progresivas, mientras que en otras se produce de manera súbita y abrupta.

También es relevante la producción con que el resultado final se ha pulido. Un velo analógico cubre el sonido, de tal manera que resulta muy orgánico y, a pesar de la vanguardista mezcla de géneros, emite un aura clásica muy evidente. Como fruto de ello, tendremos la poderosa experiencia de recibir las sensaciones que provoca escuchar un álbum de death melódico, black metal e incluso metal más tradicional, todo en un mismo álbum.

Aún con todo, Rejecter trasciende la vivencia musical para elevarse como una herramienta social. Quebrando el aislamiento, la negatividad y la misantropía bajo las que se ha querido hermetizar el black metal, The Vulgar Wine es una obra pensada para un mundo en el que se puede compartir, luchar y prosperar hombro con hombro.

 

Categorías: - - - - -

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *