Crónica Decimoctava Muestra SyFy

26-29/05/2022

La Decimoctava edición de la Muestra SyFy abría sus puertas, rodeada de expectación y repleta de público. Medios acreditados y fans se organizaban en las inmediaciones del Palacio de la Prensa con muchas ganas y ánimo claramente festivo. Puntualmente nos permitieron acceder a la presentación, a la que asistieron muchas caras conocidas y un gran número de medios especializados.
El director Miguel Ángel Vivas, el actor Javier Botet e incluso la presentadora de la Muestra Leticia Dolera tuvieron la amabilidad de atendernos, tras su paso por el photocall.
A pesar de la cantidad de asistentes que se desplazaron, la organización fue impecable y muy efectiva, disfrutamos de una atención empática y centrada en facilitar nuestra labor en todo momento. La experiencia es un grado. 

Una vez llegamos a la sala nos sorprendió que a todos nos esperase una botella de agua y una caja de cereales en nuestra butaca. Estos regalos solo eran la antesala de la presentación personalizada que vimos del elenco de Jurassic World: Dominion. Su  esperado estreno será el próximo 9 de junio de la mano de Universal Pictures.

El preestreno de Black phone fue el primer bocado que pudimos disfrutar en estos cuatro días repletos de estrenos. Scott Derrickson no defraudó con su adaptación de la obra de Joe Hill. La película desprende un ambiente retro muy logrado, y está repleta de personajes y situaciones icónicas. La juventud de sus intérpretes nos hizo dudar en un primer momento, pero tanto su protagonista, como la extraordinaria Madeleine McGraw disiparon nuestras cuestiones en los primeros minutos.
El casting de adultos está capitaneado por un esquivo Ethan Hawke, del que sentimos que se hiciese pública su colaboración y destacamos la interpretación de Jeremy Davies, uno de esos secundarios que el tiempo ha sabido posicionar en el lugar que corresponde.
El uso de la banda sonora de Mark Korven (The Witch), está ajustado y medido, convirtiéndose en un vehículo seguro para los momentos centrales del largometraje.
Algún recurso argumental no terminó de convencernos pero en términos generales, creemos que Black phone es muy disfrutable y altamente recomendable.
Solo habían pasado unas pocas horas desde que la Muestra había comenzado, y ya nos disponíamos a disfrutar de jornadas repletas de contenido. 

Destacamos la larga sombra que proyectan los clásicos del género, en las distintas obras que se han exhibido. Películas muy diferentes como Let the wrong one inThe boy behind the door, tienen respectivas secuencias emulando a El resplandor y lo hacen sin pudor alguno. Creemos que al tono desenfadado y socarrón de Let the wrong… le viene como anillo al dedo, pues utiliza gran variedad de clichés para articularse como una versión vampírica de Zombies party. Uno puede revolcarse e incluso disfrutar, en planos y movimientos de cámara que reproducen, o copian descaradamente todo lo que ya conocemos. Sus primeros compases son muy divertidos.
Sin embargo, esta referencia tan conocida en The boy behind the door nos sacó por completo de su planteamiento opresivo. Segmentos de puro thriller con largos silencios y momentos de tensión muy bien resueltos, terminan por esfumarse en su desenlace de corte más violento. Una pena.

The cellar llegó para confirmar el idilio de los creadores actuales por los clásicos. Relato fantasmal con mansión incluida, donde los nuevos propietarios sufrirán lo indecible para descubrir los horrores que alberga.
De todos modos es entretenida y entra en materia sin dilación. Disfruta de una duración ajustada y los aficionados al género pasarán un buen rato recorriendo sus misterios, y lugares comunes. No olviden aplaudir cuando vean la pelota caer por la escalera.

Este año la Muestra ha tenido un excepcional invitado, un espectador que ha sido un absoluto descubrimiento. Siempre a favor de obra y con una sonrisa permanente, ayudó en varias ocasiones a Dolera en su rol de presentadora. Realmente representaba la actitud con la que la mayor parte del público ha enfrentado tantas horas de cine.
También destacamos el cortometraje Abracitos, que fue presentado con desparpajo por gran parte de su equipo. Sufrimos algún problema con el sonido y el contraste, pero su tensión e interpretaciones diferencian el trabajo de su joven plantilla malagueña. 

No hemos quedado demasiado contentos con los títulos de ciencia ficción seleccionados. Es cierto que propuestas como Virus 32, o Settlers son contenidos serios y bien planteados, pero no terminamos de disfrutar de su duración, ni de sus desenlaces. Sin embargo que la muestra haya tenido tantas nacionalidades representadas, es una seña de identidad que no queremos que cambie de ninguna manera. Lo que quizá sí que cambiaríamos son las películas del subgénero “Nazis haciendo cosas”. Hemos de reconocer que tras la proyección de Sky Sharks quedamos realmente cansados.
Las matinés fueron el café perfecto, para afrontar los dos últimos días. Entendemos muy adecuado que sean proyecciones abiertas al público, y que además sean los niños los protagonistas de estos espacios. Poder ver E.T. en el Palacio de la prensa no ocurre a diario.

Por último destacaremos la que hemos considerado la mejor película de la Decimoctava Muestra SyFy.
Se trata de la soberbia Freaks out de Gabriele Mainetti. Parece ser el resultado de una grotesca y bella cena que tuviese de anfitriones a Baz Lurhmann, Álex de la Iglesia y Guillermo del Toro.
De una factura impecable, con efectos digitales integrados sutilmente y una banda sonora sobrecogedora, este drama empasta a la perfección a pesar de disfrutar de muchas aristas y caras diferentes. Ambientada en una ficticia Roma invadida por el nazismo, sigue los pasos de unos artistas con habilidades peculiares. Su circo queda destruido tras un brutal bombardeo y tendrán que buscar alternativas, siempre influidas por su condición de fenómenos circenses y por la Segunda Guerra Mundial.
El núcleo del largometraje se desarrolla con las partes más trabajadas estéticamente. El deformado pianista que ejerce de antagonista, borda su papel de visionario aportando anacronismos y diseños artísticos, que harían sonrojar a los mayores profesionales del medio. Acción, fantasía, drama o incluso terror, casan perfectamente en este cuento adulto sobre inadaptados, violencia y esperanza.
Esta producción italiana ha sido todo un hallazgo, solo nos queda cruzar los dedos para que sea doblada y distribuida en nuestro territorio como merece. 

Una vez más agradecemos a los organizadores de la Muestra SyFy, así como a todo su equipo de comunicación, el trabajo y esfuerzo que supone traer un festival de esta envergadura a nuestro territorio. Que sea por muchos años.

Categorías: - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Leave a Reply

Your email address will not be published.