Sunnata – Burning in Hell, Melting in Heaven

Shamanic doom

Lo primero que suele acudir a la mente cuando hablamos de la escena polaca es, sin lugar a dudas, un amplio catálogo de subgéneros del black metal. Polonia es desde hace años una potencia en esta materia, con una gran cantidad y variedad de bandas de gran nivel, más allá de la evidente problemática de la ultraderecha. Pero también existen aquellas que poco a poco están ayudando a ampliar el rango estilístico de la escena polaca y Sunnata es una de ellas.

Su nombre proviene Śūnyatā, transliteración de la palabra en sánscrito शून्यता que significa “vacío” o “vacuidad”. Éste termino tiene varias acepciones, pudiendo referirse a la comprensión ontológica de la realidad, al análisis de la experiencia partiendo de la fenomenología o, la que representa el sonido de Sunnata, una suerte de vacío mental que sucede durante la meditación.

Burning in Heaven, Melting on earth aborda el fanatismo religioso y las consecuencias de supeditar nuestras elecciones vitales al auspicio divino, junto a la elección trágica de considerar la muerte como un punto de partida y no como el final de la existencia. La plasmación musical de esta reflexión parte de lo contemplativo, expandiendo su sonido hacia otros lugares para representar sus diferentes implicaciones. Su mezcla de stoner rock, psicodelia y un cierto tono progresivo se aleja del cliché ácido y lisérgico para soñar mucho más introspectivo y reflexivo.

Pero su tono no quiere decir que esta reflexión sea estática. Aún conteniendo pausa y construyendo momentos para la quietud, no renuncia a la intensidad y juega con el tempo sin temor a convertir el silencio junto a las brasas en un baile alrededor de un fuego intenso. Son estas variaciones las que componen la verdadera espina dorsal de su sonido. Puede que la reflexión pueda tener la imagen equívoca de una persona en estado meditativo, pero interiormente los procesos mentales se asemejan más a una tormenta emocional. De esta manera podemos encontrar pasajes delicados y progresivos a lo Tool o llenos de áspera potencia que recuerdan a Neurosis.

Su autodenominado shamanic doom  emana también un aura espiritual digna de bandas como Heilung, Wardruna o Hugsjá. No tanto en su vertiente instrumental, que carece de un elemento tan pronunciadamente folk, sino en lo relativo a su capacidad para transmitir una energía mística.

La influencia de la música hindú, los coros etéreos y solemnes y la vibrante psicodelia acompañan a una suerte de contención. Pareciera que los ritmos se hallan siempre al borde de estallar en un estilo mucho más extremo y, aunque contiene pasajes muy contundentes, la sensación es que nunca llega a dar el salto. Pero lejos de parecer inconcluso, esta constricción aumenta la sensación de búsqueda de autocontrol que persigue la meditación. Encapsulando la rabia, dejándola escapar en controladas bocanadas y canalizándola hasta transformarla en reflexión y autoconocimiento.

Sunnata es una banda que guarda mucho más de lo que muestra en un primer momento. Ninguno de sus elementos nos es ajeno. Encontramos referencias musicales conocidas, texturas familiares y un estilo que, fruto de la excelente combinación de influencias, se aleja de lo experimental. No obstante, una escucha atenta y consciente revela una identidad muy marcada, con un sonido mucho más personal de lo que pueda parecer en un primer momento.

Burning in Heaven, Melting on earth es una dualidad equilibrada entre energía y quietud, agresividad y autocontrol, espiritualidad y reflexión, tiniebla y claridad.

Categorías: - - - - - - - -

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *