Nachthexen, las Brujas de la Noche.

“La guerra contra Rusia no será una guerra caballeresca: están en juego ideologías y diferencias raciales, y por tanto será conducida con una dureza sin precedentes, implacable e inflexible”.

Adolf Hitler.

El Domingo 22 de junio de 1941, a las 3:15 de la madrugada el ejército alemán lanzaba la Operación Barbarroja, la más grande de la historia por vía terrestre.  4 136 000 soldados, 4 919 carros de combate, 4 006 aviones, 49 592 piezas de artillería, 629 200 transportes y 680 000 caballos se movilizaron para aplastar a la Unión Soviética y dar un espaldarazo definitivo a sus planes de conquista de Europa.

Durante semanas apenas encontraron resistencia, principalmente debido al factor sorpresa, la superioridad tecnológica y armamentística y la incredulidad de Stalin, que no creía a Hitler capaz de comandar una invasión en toda regla. En apenas un mes las filas soviéticas sufrieron 350.000 muertos o heridos y 819000 capturados o desaparecidos.

Una vez iniciada la reacción soviética y ante el espeluznante escenario que se dibujaba en el horizonte, Stalin decretó una orden para que las mujeres se incorporaran a la guerra. Más de un millón de ellas respondieron su llamada, incorporándose principalmente como zapadores, conductoras de tanques y  francotiradoras.

“Nadie en el ejército quería otorgar a la mujer libertad para morir”.

Nazehda Popova.

Mayor Marina Raskova

Por aquel entonces Marina Raskova era una reputada navegante aérea e instructora, que había logrado varios récords de distancia de vuelo en 1937 y 1938. Gracias a aquella hazaña Marina Raskova junto a la copiloto Polina Osipenko y la comandante Valentina Grizodúbova fueron las primeras mujeres en recibir la distinción de Heroínas de la Unión Soviética. Raskova obtuvo, además, el rango de Mayor.

Aprovechando su cercanía a Stalin, propuso la creación de un cuerpo de aviación compuesto exclusivamente por mujeres. En un primer momento, los conservadores círculos militares se opusieron con vehemencia, pero finalmente Stalin accedió y ser crearon tres regimientos femeninos de combate aéreo: la división 586, la división 587 y el regimiento 588 de Bombardeo Nocturno, cuya fama daría la vuelta al mundo y del que hoy vamos a hablar.

El ejército rojo no pasaba por su mejor momento. A las bajas sufridas se unía el ya anticuado armamento (y probablemente la falta de confianza ante la utilidad de estos nuevos regimientos), por lo que las condiciones en las que desempeñaron sus misiones eran realmente difíciles. Debido a la escasez tuvieron que vestir uniformes con prendas y calzado masculinos excesivamente holgados, que rellenaban con ropa de cama para ajustarlas.

En cuanto a su armamento, lo único que recibieron fue unos cuantos aviones Polikarpov 2. Unas viejas máquinas que habían sido utilizadas para instruir pilotos y fumigar los campos. Estos aeroplanos biplanos, apodados kukurúznik (mazorca de maíz), estaban compuestos por un armazón de madera que no ofrecía ninguna protección contra el viento, las temperaturas bajo cero y por supuesto la munición enemiga. Estaban tan poco preparados que no disponían de bodega, de manera que las pilotos sólo podían colgar dos bombas bajo las alas o incluso transportarlas en su regazo.  Tampoco disponían de mapas ni radios, con lo que podían perderse fácilmente y hasta 1944 ni siquiera tenían ametralladoras equipadas. Junto a las bombas, su único armamento eran pistolas TT.

Polikarpov Po-2
Messerschmitt Bf 109 del ejército nazi

 

 

 

 

 

 

 

 

A pesar de las duras condiciones y con apenas seis meses de instrucción, el 12 de junio de 1942, se lanzaban por primera vez al combate contra la potente aviación de la Luftwaffe. Con unos aparatos tan anticuados habría sido un suicidio inútil enfrentarse al poderío aéreo nazi, por lo que que realizaban sus misiones durante la noche.

Volando a baja altura y con una velocidad de apenas 120 kilómetros por hora, eran muy difíciles de detectar, por lo que podían acercarse al enemigo de manera inadvertida. Habitualmente lo hacían de tres en tres, con dos señuelos que atraían la atención mientras el tercero planeaba con el motor en ralentí hasta lanzar manualmente la munición sobre las posiciones enemigas. En un primer momento las bombas contenían mensajes que los soldados escribían exaltando a la patria o el ejército, pero tras los primeros combates las aviadores comenzaron a homenajear a sus compañeras caídas: ¡Por Vera! ¡Por Liuba! ¡Por Marina!

El 8 de febrero de 1943, el 588º Regimiento de Bombardero Nocturno recibió el rango de Guardias y pasó a llamarse 46º Regimiento de Bombardeo Nocturno de la Guardia Tamán, en honor a los duros combates librados en la península de Tamán. Para entonces las actuaciones del regimiento 588 de Bombardeo Nocturno, sus éxitos y su peculiaridad extendieron el temor entre las filas del ejército alemán.

La dificultad para ser abatidos debido a la pericia de las pilotos y la gran maniobrabilidad del Polikarpov-2, sus sorpresivas incursiones nocturnas y el curioso sonido que las alas de aquellos biplanos emitían al surcar el aire, que dicen recordaba al de una escoba, hicieron que los alemanas las bautizaran como Nachthexen o “Brujas de la noche”. Los franceses hablaban de ellas como las “Hechiceras de la noche”, mientras que en ejército rojo las decían simplemente “hermanitas”.

“Nos era simplemente incomprensible que los pilotos soviéticos que nos daban tantos problemas eran, de hecho,… mujeres. Estas mujeres no le temían a nada: venían noche tras noche, en sus destartalados aviones”.

Johannes Steinhoff.

Tanto fue el terror que provocaron que derribar a una Bruja de la noche era premiado con la más alta distinción: la Cruz de Hierro. Incluso se extendió un rumor entre las filas alemanas según el cual su actuación era fruto de un experimento científico soviético, en el tomaban pastillas y eran inyectadas con sustancias que les otorgaban una visión nocturna felina.

 

Irina Sebrova

A pesar del éxito rotundo se estos regimientos, la actuación de aquellas mujeres durante la guerra no obtuvo una valoración igual a la de los hombres. En muchas ocasiones las aviadoras debían sufrir el comportamiento de sus propios compañeros, a menudo empeorado por la ingesta de vodka. Desde el acoso y la violencia sexual hasta la ridiculización. Las llamaban “muñecas” y no querían enviarlas al combate por “ser demasiado guapas”. En ocasiones, al aproximarse con sus aeroplanos a la pista de aterrizaje, los hombres se arrojaban al suelo carcajeándose mientras exclamaban “¡Cuidado! ¡Hay chicas intentando aterrizar!”.

A pesar de las condiciones tan adversas, la precariedad del armamento, del pobre equipo que tuvieron a su disposición y las propias dificultades que entraña ser mujer en el seno de una institución tan arcaica y patriarcal como es el ejército, el 46º Regimiento de Bombardeo Nocturno de la Guardia Tamán fue de gran utilidad para el ejército rojo.

Al final de la guerra habían realizado alrededor de 24.000 vuelos con hasta 10 o 12 salidas por noche en ciertos momentos. Irina Sebrova llegó a realizar 1008 incursiones con su biplano.

Comandante Yevdokiya Bershanskaya

Según las cifras del propio regimiento, lanzaron en total 3 toneladas de bombas, con las que destruyeron 1 avión, 2 barcazas, 2 estaciones de ferrocarril, 9 líneas de ferrocarril, 11 focos (para detectar aviones), 12 tanques de combustible, 17 puentes, 26 almacenes, 86 puntos de disparo y 176 vehículos blindados. Además completaron 155 misiones de suministro de alimentos y municiones.

Se mantuvo compuesto únicamente por mujeres hasta su disolución en octubre de 1945 y algunas de sus miembras llegaron a alcanzar un cierto reconocimiento.

La comandante del regimiento, Yevdokiya Bershanskaya, fue la única mujer en recibir la Orden de Suvorov y bajo su mando, 23 aviadoras se convirtieron en Héroes de la Unión Soviética.

El número total de Brujas de la Noche fue de 261. Contando con las bajas en combate, los accidentes de aviación y la tuberculosis, 32 de ellas perdieron la vida.

 

 

Fuentes:

https://historia.nationalgeographic.com.es/a/brujas-noche-habiles-pilotos-rusas-segunda-guerra-mundial_15927

https://es.wikipedia.org/wiki/Messerschmitt_Bf_109

https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Po-2_cockpit_2010_2.jpg

 

Categorías: - - -

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *