Ysyry Mollvün – Ysyry Mollvün

Historia de una mitología perdida

Los selk’nam fueron un pueblo amerindio que habitaron la Isla Grande de Tierra del Fuego, perteneciente hoy a Argentina y Chile., hasta principios del siglo XX. Las compañías ganaderas, buscadores se oro, colonos británicos, argentinos y chilenos, llevados por el interés económico sobre su territorio, cometieron un genocidio aniquilando a gran parte de su población. La última selk’nam falleció en 1974 y ahora sólo quedan descendientes mestizos, si bien se está produciendo un intento de recuperar su cultura.

Ysyry Mollvün es un proyecto argentino basado en la memoria de este pueblo. Su nombre proviene de dos palabras qué significan “río” y “sangre” en los idiomas guaraní y selk’nam, respectivamente. En un primer momento nació como proyecto de Zupai Ulen en 2012. En 2015 Antonio Sanna (Downfall of Nur) se unió a él como productor y compositor de ciertos arreglos, especialmente la guitarra acústica e instrumentos tradicionales como el charango, el siku, flautas y percusiones.

Atuendos selk´nam

Su álbum debut cuenta la historia de K’aux, un ser de la mitología selk’nam instruido por los dioses para trasladar a la tribu los conocimientos necesarios que permitían la supervivencia en las hostiles condiciones de la región. Pero K’aux traicionó su juramento y fue condenado por ello a habitar el centro de la tierra, entre la vida y la muerte. Mil años después, San la Muerte y el Espíritu del Monte eran las únicas deidades que no habían desaparecido de la faz de la tierra. Todo había cambiado, la fauna y la flora y la población no eran iguales. El Espíritu del Monte, que en un su día condenó a K’aux, decidió traerlo de vuelta a la tierra para que sus ojos humanos pudieran ayudarle a comprender qué había sucedido, en un intento de restaurar la existencia a su etapa anterior.

El dúo enfundado en atuendos inspirados en los selk´nam

Esta interesante visión mitológica de los selk’nam, tiene una relación estrecha con la naturaleza, el clima y su propia historia. Las duras condiciones climatológicas de La Tierra del Fuego son plasmadas a través de un estilo de black metal crudo y frío. La excelente producción es lo suficientemente sucia como para trasladar la impresionante sensación de estar escuchando algo primario, pero no tanto como para resultar confusa. En cuanto los shrieks de Zupai Ulen comienzan a rasgar el aire, nos invade la sensación de estar escuchando al mismo K’aux, gritando en su tránsito interplanar.

Las guitarras no dejan de derramar melodías a cada segundo y por momentos alcanzan notas tan altas que parecieran poder cortar el interior de los oídos. Se da la curiosa circunstancia de que, aunque todas ellas podrían engancharse en la mente, la consecución de todas ellas durante todo el disco provocó en mí que, en realidad, no recordara ninguna en concreto. En cambio, la sensación que permanece es la de haber escuchado una interminable melodía que mutaba y serpenteaba con el paso de los minutos.

La percusión por su parte, sin alcanzar cotas frenéticas, mantiene un ritmo alto y se muestra poderosa y enérgica, tanto que a veces roba cierto protagonismo sobre el resto de elementos, pero es indispensable para plasmar estilo descarnado y agreste.

Familia selk`nam

Por otro lado los instrumentos tradicionales aparecen esporádicamente pero en momentos clave, aportando el grado justo de colorido y realidad y enriqueciendo una experiencia que aumenta su carácter inmersivo a cada minuto.

El vívido reflejo del duro clima, la naturaleza salvaje y los parajes inhóspitos, no camuflan completamente el hecho de que la composición de este álbum tiene algo de sofisticado en su crudeza. La creatividad de las guitarras, la fiereza calculada de la batería y el perfecto engarce de los elementos folclóricos, denotan que tras el derroche de energía hay un desarrollo y maduración del concepto hasta llegar a la eclosión de este primer álbum. A la experiencia de conocer una historia, cultura y mitología hasta ahora desconocido para muchos de nosotros, se une la de un intenso viaje capaz de transmitirnos toda la rabia y el dolor de otro pueblo víctima de su contacto con occidente.

 

Categorías: - - - - - -

Leave a Reply

Your email address will not be published.