Ouija – Selenophile Impia

Black metal redivivo

Durante la segunda mitad de los años noventa, en plena explosión de la segunda ola de black metal, pocas bandas españolas eran homologables a la música que venía de otras partes de Europa con más tradición extrema, pero una banda en concreto, destacó merced a un disco de puro black metal de escuela escandinava. El quinteto oscense Ouija, había comenzado su andadura en 1994, por latitudes más cercanas al death metal, bajo el nombre de Levial.  En 1997, ya bajo la nueva nomenclatura y al amparo de Repulse Records, lanzaron Riding Into the Funeral Paths, una rara avis de la época, que lograba transmitir de manera fidedigna la crudeza y oscuridad del black metal triunfante en otros lares.

La trayectoria de Ouija no ha sido un camino de rosas. Con un EP y cambios en tres de los miembros de su formación, todo ello en un periodo de 15 años, regresaron en 2013 con un segundo disco Ave Voluptatis Carnis. Tras ocho años de silencio y la nueva sustitución de los tres miembros más recientes, continúan negándose a ceder ante las corrientes del Leteo y en abril de 2021 presentaban Selenophile Impia. Se trata de Un EP con una duración algo menor a los  20 minutos y dividido en tres pistas,  recuperan el sonido de la banda, pero también se advierten nuevas influencias.

La herencia primigenia, fuertemente enraizada en la second wave, continúa proyectando su gélida y densa presencia, con un inteligente manejo de los medios tiempos y unas guitarras tan contundentes como melódicas. Pero a esta niebla oscura y tradicional se han adherido los ineludibles efluvios de los nuevos tiempos.

La producción es más limpia, aunque no cae en la artificialidad, manteniendo la justa dosis de organicidad. El uso de elementos perimetrales a la matriz del género, como coros, pasajes narrados y una búsqueda por la construcción de texturas atmosféricas, aumenta la riqueza del conjunto. Es en este aspecto donde se aprecia la mayor maduración del sonido de Ouija, que ha sido capaz de adaptarse a los tiempos sin perder su esencia original.

Mientras disfrutamos de este Selenophile Impia, no podemos sino rendirnos ante la resiliencia, perseverancia y voluntad de Ouija. Con el temple del vampiro centenario, ha sabido descansar sus períodos de entreguerras bajo tierra, alimentándose de los nuevos estímulos para regresar, cuando los auspicios le son favorables, a su tradicional y tenebroso menester.

Categorías: - - - - - -

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *